maiz cultura

Desde 1998 el trabajo cultural de mujeres migrantes es uno de los ejes centrales de maiz. En nuestro trabajo intentamos desarrollar y seguir estrategias que nos posibilitan la participación y creación como actoras activas:

La participación activa de mujeres migrantes en el trabajo cultural – desde la fase de su desarrollo, concepción y organización hasta la realización de un proyecto cultural – es un aporte importante al despliegue de la articulación política.

Tomamos posición frente a una política que nos designa el rol de objetos en el marco de representaciones culturales. Apoyamos el análisis de prácticas antirracistas y antisexistas, con trans-/homofobia y otras formas de discriminación. Nos oponemos a una representación folclórica, llena de estereotipos respecto a la representación de migrantes y pretendemos hacernos oír en público.

Para el trabajo cultural político sigue habiendo demasiado pocos subsidios financieros. maiz como auto-organización no solo lucha por el reconocimiento, sino sobre todo por un apoyo financiero continuado de migrantes. Nuestras producciones culturales y artísticas evolucionan desde la resistencia frente a nuestra propia precariedad hacia un activismo progresivo.

Temas centrales son la reducción de imágenes exóticas, sexistas y racistas que amoldan y predestinan a migrantes, la propia identidad como construcción y la auto-percepción como sujetos políticos y migrantes en Austria.

En noviembre del 2010 recibimos el premio del bm:ukk para nuestro proyecto WIR und IHRtum(„Ell@s y nosotredad“)

Fördergeber*innen